5.10.09

Buenos Aires (I) - Taxis




En Buenos Aires todo el mundo se mueve en taxi. Legales e ilegales, comparten conductores de conversación torrencial y el peligro de un tráfico caótico y sin reglas.






Allá donde te encuentres aparecerá uno, se podría decir que la ciudad es suya. Te llevan a tu destino conduciendo fuerte y agresivo, y por poca plata son capaces de mucho más que eso: resumir al viajero la historia de la ciudad en cinco minutos. Explicar sus fórmulas para salir de la crisis. Informar de restaurantes y boliches. Aconsejar sobre las minas y la vida en general, siempre con argumentos incontestables.

Y, por supuesto, criticar al Gobierno.







Hoy mismo hemos disfrutado de varios; otros han pasado de largo mirando hacia el infinito para no darse por enterados. Algunos han utilizado trucos para sacarse unos pesos extra; también se han ofrecido para futuros viajes donde sacárselos más adelante. A veces han dado cambio, pero también ha habido que perdonar dinero en alguna ocasión por no poder hacerlo: Los taxis de Buenos Aires son tremendamente entretenidos.

1 comentario:

  1. qué alegría leerte, mister!
    gracias por compartir tu viaje!
    salud!

    ResponderEliminar